El Galaxy S7 edge es difícil de reparar, te mostramos como abrirlo en vídeo

Los chicos de iFixit ya han podido ponerse manos a la obra y desmontar el Galaxy S7, un teléfono muy, pero que muy difícil de reparar, como se puede esperar de un teléfono resistente al agua con un sellado para el metal de alta calidad y mezclado con materiales como el vidrio.

Ahora es el momento de que uno de los dos teléfonos que fueron lanzados el pasado 21 de febrero – el Galaxy S7 Edge – sea desmontado y clasificado según su grado de reparabilidad.

Como se puede ver en las diapositivas que os mostramos a continuación, desmontar la pantalla AMOLED curvada no es para aficcionados. Con el fin de impermeabilizar el teléfono, Samsung ha utilizado una cinta estanca especial e ingentes cantidades de adhesivo, por lo que incluso a la hora de retirar la tapa posterior, no es fácil y hay que calentar con cuidado esta parte utilizando una pistola de aire caliente. A continuación toca hacer palanca para abrirla y después ir con todo el cuidado del mundo a la hora de ir quitando cada una de las partes. Mantener el nivel de impermeabilización a salvo puede resultar ser todo un desafío, incluso para reparadores especializados.

La buena noticia es que una vez se retira la cubierta de cristal trasera, llegar a la batería es bastante sencillo, por lo que en caso de tener que cambiarla, esto no debería ser un gran problema, en esta ocasión la encontramos alojada bajo la placa base. Lo malo es todo lo demás, porque para reemplzar la pantalla o cambiar el puerto de carga hay que ser muy, muy mañoso si no queremos romper algo. La puntuación final de reparabilidad es por tanto de 3 sobre 10.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.